Siendo feliz en el trabajo sin tomar en cuenta el aspecto económico (Parte 1 de 2)

Siendo feliz en el trabajo sin tomar en cuenta el aspecto económico (Parte 1 de 2)

Es obvio, casi hasta un cliché, decir que se conoce y se entiende la importancia de ser felices en el trabajo. Sin embargo, con demasiada frecuencia asociamos esta felicidad a factores económicos como el salario, comisiones y otro tipo de bonificaciones montererías relacionadas a nuestra labor. Todos estos beneficios económicos influyen en nuestra satisfacción laboral, pero es importante reconocer que existen otros factores que contribuyen a nuestra felicidad en el trabajo. A veces, puede resultar difícil separar nuestros objetivos económicos de nuestra felicidad personal.

Para esta nueva entrada de mi blog, exploraré el concepto de ser feliz en el trabajo sin tener en cuenta el aspecto económico. Voy a profundizar, en dos entregas que realizaré sobre este tema, acerca de los factores intrínsecos que pueden hacer que un lugar de trabajo sea verdaderamente satisfactorio.

 

Encuentra un trabajo significativo

La felicidad arranca por sentirse bien, y a nivel laboral, implica trabajar en algo que te de orgullo. En otras palabras, que, cuando consigues dicho trabajo, o después de toda una vida laborando, estás feliz de lo que haces, del impacto que generas y quieres contárselo a todas las personas.

Para encontrar un trabajo significativo, es importante centrarse en la misión y el aspecto de servicio de este, en lugar de fijarse únicamente en los beneficios económicos. Y esto lo deberías ver tanto en la misión de la empresa para la cual trabajas y la de tu puesto de trabajo.

Para ser felices en el trabajo, necesitamos sentir un propósito y una satisfacción en las tareas que realizamos. Esto puede provenir de factores internos, como alinear ese trabajo con nuestros valores y pasiones personales, así como de factores externos, como ver cómo nuestro trabajo repercute positivamente en los demás. Incluso si el trabajo no es remunerado, puede proporcionar una sensación de satisfacción y realización si se alinea con nuestra misión y nuestros valores.

 

Desarrollar relaciones positivas con tus compañeros

Los trabajos, al final del día, más allá de las tecnologías, se desarrollan entre humanos. Dependiendo de las funciones de tu trabajo tendrás relaciones con diferentes actores, y lo más probable, es que tengas compañeros en tu lugar de trabajo, así sean «compañeros remotos».

De modo que desarrollar relaciones positivas con tus compañeros puede ser un aspecto esencial para ser feliz en tu trabajo, nuevamente, independientemente de factores externos como el salario, comisiones o bonificaciones.

Al crear amistades con tus compañeros en el lugar de trabajo, no sólo puede hacer que el trabajo sea más agradable, sino que también puede mejorar la comunicación y la productividad en general.

Una forma para propiciar estas amistades es participando en tareas no remuneradas o ser voluntario en proyectos de servicio. Esta puede ser una forma sencilla de entablar relaciones con tus compañeros y fomentar el sentido de pertenencia.

Otra forma de ir tras este objetivo es dedicándole tiempo a tus compañeros, mostrándoles de forma honesta interés y preocupación por sus vidas personales. Esto llevará a crear y reforzar amistades, lo que a su vez llevará a un entorno de trabajo más positivo.

 

En la segunda entrega de esta temática seguiré analizando otros aspectos no económicos que pueden ayudar a ser feliz en el trabajo.

Por el momento te invito a comentar cómo abordas la felicidad en tu trabajo y los elementos no relacionados a los ingresos que te motivan.

 

NOTA: Este artículo fue escrito utilizando el apoyo de una herramienta de inteligencia artificial, tal como explico en este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

66 ÷ 11 =

Scroll al inicio