¡Nunca Dejes de Creer en el Amor y el Amor te Encontrará!

¡Nunca Dejes de Creer en el Amor ❤️ y el Amor te Encontrará 💘!

El amor…. ¡EL AMOR! ¿Qué sería de la vida sin el amor?

Esta es una de las grandes preguntas, atemporal, filosófica, religiosa, práctica y frente a la cual será imposible lograr un consenso.

Te invito a ver el siguiente video, en el que abordo este tema y cómo creyendo en esto encontrarás más temprano que tarde al amor de tu vida.

Por un lado, están quienes no quieren saber nada del amor, después de varios fracasos y corazones rotos…

Aquí están las y los que se cansaron y tomaron una decisión consciente o inconsciente, de cerrarse al amor.

En el otro extremo estamos los que siempre creeremos en el amor, a los que nos llaman “románticos empedernidos“.

En este segundo grupo también hemos sufrido derrotas en el amor, nos han roto el corazón y quizás le hemos roto el corazón a otras personas, pero transpiramos amor, y nunca nos daremos por vencidos.

Y en la mitad están los que creen en el amor, pero operan con cautela y mucha estrategia.

La forma como cada equipo ve y entiende al amor, no solo es aceptable, sino que es justificable frente a su visión, experiencias y la forma como fueron criados.

No pretendo cambiar la forma como concibes el amor, sin embargo, si te quiero invitar a analizar el amor desde otro ángulo, como la razón por la cual estamos en esta experiencia humana.

¿Por qué hay personas que tras “sufrir” decepciones amorosas se cierran al amor y otras, que no son ajenos a estas situaciones, pero que toman otra ruta y le siguen apostando una y otra vez al amor?

Al ser parte del segundo grupo, el de los románticos empedernidos, tengo una visión y entendimiento llamémoslo, “altamente positivo“, frente a lo que es el amor.

Sé que esta visión y lo que te contaré a continuación, aportará en la forma como concibes al amor, sin importar a cuál grupo perteneces.

Encontré 3 poderosas razones para creer en el amor, y pase lo que pase, no cerrar sus puertas.

La primera es que aprendí a no tomarme nada personal.

La segunda razón es que de alguna forma elegiste todo lo que sucedió.

Y la tercera razón es que arriesgarse por amor siempre valdrá la pena.

Te invito a ver el video completo en el que analizo cada una de estas razones.

Por favor no dejes de ver el video, dejar tus comentarios, darle “like” y compartirlo con otras personas.

Recuerda, ¡eres imparable!

Y no dejes de repetirlo: ¡YO SOY IMPARABLE!

Scroll to Top